martes, 12 de septiembre de 2017

El libro de las cosas perdidas, por John Connolly

Este verano lo he pasado en Irlanda (¿nadie siente como que esto ya lo he contado? ¿Tal vez aquí? ¿O aquí?). Y cómo no, he comprado un libro de mi tienda favorita, como marca ya la tradición.

The Skerries Bookshop. Skerries, Co. Dublín.
Como siempre, fui sin ningún libro en mente, esperando encontrar uno que por unas cosas u otras me llamase la atención. Y no me equivoqué. El flechazo fue instantáneo.



The Book of Lost Things, por John Conolly. En la foto no se aprecia, pero los matices dorados destellan con la luz, aunque todos sabemos que no se debe juzgar a un libro por su portada. Así que lo cogí y leí la sinopsis, que traduzco aquí para vosotros:

En su dormitorio del desván, David, un niño de doce años, llora la muerte de su madre. Está enfadado y solo, con la única compañía de los libros de sus estantes.

Pero los libros han empezado a susurrarle en la oscuridad, y, mientras se refugia en los mitos y los cuentos que su madre tanto amaba, descubre que el mundo real y el mundo imaginario han empezado a mezclarse.

Mientras la guerra se extiende por Europa, David aterriza de golpe en una tierra que es producto de su imaginación, pero aterradoramente real, un extraño reflejo de su propio mundo compuesto de mitos e historias, poblado por lobos y criaturas-peor-que-los-lobos, y gobernado por un rey desvanecido que guarda sus secretos en un misterioso libro...

La historia me llamó la atención, los relatos fantásticos siempre lo hacen. Pero, por si todo esto no hubiese sido suficiente, eché un vistazo en el interior. Siempre me gusta fijarme en el color de las hojas, su tacto, el olor que desprende el libro nuevo, pero también el tipo de letra, la numeración de las páginas, el estilo de los capítulos... Y entonces encontré las ilustraciones. Debí haber sospechado que debía tenerlas cuando en la portada se podía ver "ilustrated edition", pero no debí darme cuenta.


Las ilustraciones son una maravilla y acompañan muy bien a la historia. En ese momento estuve segura de que lo compraría, así que pagué los 10€ que costaba y salí muy contenta de allí.

Este libro no lo empezaría a leer hasta unas semanas después, al terminar A Game of Thrones de George R.R. Martin.

El libro fue publicado por primera vez en 2006, pero esta edición es de 2017, en la que, además de una portada preciosa, se han añadido las ilustraciones.

El libro cuenta con 485 páginas, de las cuales 320 corresponden a la historia principal, y las demás a los apéndices.

El primero de ellos es un epílogo, donde el autor explica por qué ha vuelto a editar y publicar este libro, por qué cree que los autores no deberían hacer esto, y cómo ha cambiado su visión de la historia al haber evolucionado su estilo narrativo, aunque, como el dice, no por ello se avergüenza de este libro.

El segundo son dos historias relativas a la trama del libro, que se mencionan en la historia pero no se desarrollan. Vienen precedidas por una nota del autor.

El tercer apéndice es una recopilación de preguntas que han formulado sus lectores sobre el libro, con las correspondientes respuestas del autor.

Y el cuarto y último apéndice son pequeños relatos populares, o como él lo titula, "De Cuentos de Hadas, Torres Oscuras, y Otros Asuntos por el Estilo: algunas notas sobre El libro de las cosas perdidas.". Cuenta con 15 relatos acompañados de la relación que tienen con la historia principal y su origen. Entre ellos se encuentra Rumpelstinskin, Ricitos de Oro, Caperucita Roja y La Bella Durmiente, todos ellos maravillosamente narrados.

¿Habéis leído The Book of Lost Things? ¿Conocéis otros libros parecidos? ¡Me encantaría saber lo que pensáis en los comentarios!

Nos leemos pronto, lectores.


1 comentario:

  1. ¡Ha pasado tanto tiempo! No estoy segura de si has estado más desconectada tu o yo. :)

    Que "mononada" de ilustraciones y portada. Muy linda edición. La sinopsis me atrae un poco, así que lo mando a mi lista de pendientes.
    Saludos enormes.

    ResponderEliminar